Ciberacoso ¿Cómo proteger a los niños?

El avance de la tecnología nos ha permitido conocer nuevas herramientas que tienen múltiples funcionalidades, la Internet es una de ellas, siendo un mundo virtual que nos facilita el acceso a millones de archivos y contactos por todo el mundo, las nuevas generaciones hacen mayor uso de ella por su enfoque académico, social, cultural, etc.  

 

Es así como a través de la red se puede gozar de todo tipo de entretenimiento, y los niños, niñas y adolescentes han  encontrado en las plataformas digitales interacciones entre sus pares, gustos y afinidades.

 

La Internet cuenta con una amplia libertad mundial, el anonimato y la distancia facilita que surjan conductas inapropiadas para los menores, el acceso a redes pornográficas, material compulsivo, guías que atentan contra la vida y abundante material que puede perturbar y  maltratar la integridad de los menores. La violencia también se ha trasladado a los medios digitales, siendo el ciberacoso uno de los factores más riesgosos para las nuevas generaciones; El ciberacoso o en inglés cyberbullying se conoce como la acción que maltrata, denigra, ataca o persigue a una persona a través de cualquier medio online, siendo las redes sociales el principal campo de acción de los jóvenes y por donde más casos se han reportado.

 

El último informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 2017, afirma que el 55% de los jóvenes en Latinoamérica han padecido ciberacoso, cifra aún más alarmante cuando estos casos han llegado a la violencia física o suicidios por la presión.

 

A continuación unos consejos  que harán de la red un espacio más seguro para los jóvenes:

 

  1. Activar el Control Parentalesta es una herramienta que se puede implementar en su ordenador y bloquea los accesos a contenidos pornográficos y ofensivos, es sencillo de administrar y los padres pueden hacerlo fácilmente.
  2. Controlar los tiempos en Internet: es importante supervisar que cantidad de  tiempo se requiere para determinadas tareas educativas o de entretenimiento,  al igual que la jornada de conectividad.
  3. Lugar de acceso y emociones: para los menores es recomendable mantenerlos en un lugar visible además de  estar atentos a sus emociones o conductas ya que su estado de ánimo es cambiante y se debe ser cuidadoso a cada detalle.
  4. Transparencia y madurez: al igual que en el mundo real, los menores deben saber los peligros que tiene la red, como evitarlos, denunciarlos y poder hablarlo con sus padres.

 

¡Todos podemos sacarle provecho a los grandes beneficios que el Internet ofrece, siempre y cuando tengamos medidas de prevención!

Alexander Acosta Moncada

Columnista.